Cargando contenido ...

On Air: AutoDJ

www.gkpop.com

Qué te gustaría saber?
Share this Story

El robador de besos

by

Music & Videos

CAPITULO 8: 

Entre un poco tarde a mi salón, acunando la indefensa cajita contra mi, me senté en mi lugar e hice como si no me daba cuenta de que todos me regresaban a ver, saque mis materiales y empecé a escribir lo que el maestro estaba apuntando en el pizarrón, me puse la cajita en las piernas y me sonreí a mi misma.

Las horas faltantes pasaron rápidamente, y estaba feliz, no por querer a Jae Hyung si no por el acto que había hecho, empecé a arreglar mis cosas abrí la cajita y contemple el collar con el dije de los labios mientras lo metía a una bolsita secreta de mi falda, luego me quede con la cajita en las manos y salí del salón.

Jae Hyung venia apenas caminando hacia mi, le toco salir tarde un poco mas tarde de su grupo. 

- Cuanto tiempo sin ver tus ojos Mi Kyung.
- Solo unas horas, ¿Qué haces por aquí Jae Hyung?
- Decidí que no puedes ir sola a tu casa –puse los ojos en blanco
- Es la peor excusa que me has dado Hyung sabias que mi casa esta muy cerca, además tengo una semana que me voy sola a mi casa.
- Ahora tienes a tu protector personal, vamos caminemos.

Jae Hyung tomo mi mano y empezamos a caminar hasta la salida de la escuela, su mano se sentía suave contra mi piel, pero mientras su mano me agarraba con ternura la mía parecía una roca sin movimiento, incluso estaba cerrada en un puño no sabia que esperar de él así que me mantenía al margen. Empezó a sonar un celular.

Jae Hyung saco su celular y contesto:
- ¿Ahora?--- ¿No puedes esperar un momento?----Si sé que es importante pero veraz dame otra media hora----esta bien enseguida voy(colgó)
- ¿Pasa algo malo?
- No solo surgió un asunto, lo siento en verdad te quería llevar a tu casa.
- Por algo pasan las cosas ¿no?
- Si tal vez tengas razón
- Nos vemos mañana Jae Hyung-le solté la mano, él se me quedo viendo a la cara y vi que se quería acercar a mí, luego titubeo y se fue.

Lo seguí con la mirada mientras se alejaba, siempre hay una parte de un camino, donde todo parece apagarse de repente, la mía era justo a la mitad del camino hacia mi casa donde parecía que un área verde se había quedado sin terminar, no había puestos en ningún lado cerca de ese lugar y las casas estaban un poco retiradas, se podía respirar de una gran tranquilidad en aquel sitio, me encantaba poder pasar por ahí, sentía como si todo se desprendiera de una forma espectacular, seguí caminando con el sol dándome en la cara, es curioso como cuando esta el aire frió quieres que el sol te 
de protección.

Empecé a escuchar pasos de alguien corriendo cada vez más rápido detrás de mí, instintivamente voltee agarrando fuertemente mi mochila por la correa, tenia miedo de que fuera un ladrón. Lo que contemple fue algo diferente una chica corría hacia mi ¿acaso era Han na?

- ¡Pensé que te había quedado claro¡- me grito, ni siquiera estaba tan cerca de mí
- ¿De que hablas?
- De lo que traes en la mano, un regalo que debiste haber rechazado, te dije que dejaras a mi oppa
- Es mi decisión dejarlo cuando se me de la gana, y no tengo ningún interés en él, si tanto te gusta porque ni te le declaras, parece que en el fondo él todavía te quiere, anda hazlo.
- No puedo hacerlo, él ya no me quiere-me estaba enojando de verdad
- Se dio cuenta de que estabas loca de seguro-sus ojos sacaron un montón de chispas
- ¡A quien le dices loca¡ yo soy una belleza comparada contigo, solo mírate no tenemos ni un punto de comparación, ni siquiera mereces un regalo, te vez patética con un objeto tan bello en la mano.
Han na se acercó a mi y me agarro de las manos fuertemente, intente zafarme pero solo conseguí que se cayera mi cajita roja, han na la agarro y se fue corriendo con ella.
- Espera, devuélveme eso es mio no te pertenece
- ¡Atrápame si puedes!

Corrí tras ella lo mas rápido que pude pero al doblar una esquina se perdió de mi vista, como empezaba a odiar a esa tipa, lo bueno que el regalo estaba a salvo, seguí caminando rápidamente para llegar a la casa, no me quería encontrar a la loca de Han Na de nuevo.
Cuando llegue me sentí segura me quite mis zapatos en la entrada y cerré la puerta, estaba dispuesta a dormir un buen rato estaba verdaderamente cansada, pero mi hermana estaba en la sala de la casa viendo hacia la nada.

- Eun Kyung ¿Estas enferma?
- Ven a hablar conmigo por favor-esas palabras hacían que me diera escalofrió, me senté frente a ella mientras me le quedaba viendo.
- ¿Qué pasa?
- Quiero que termines con él, mañana mismo
- ¿Por qué, de que hablas?
- No vas a poder hacerlo 
- Confía en mi quieres
- No, no quiero y no dejare que lo hagas que salgas tan herida como yo, entiéndelo Mi Kyung esto es por ti
- No quiero hacerlo, no quiero terminar con él.
- Escucha como estas hablando, te das cuenta de lo que estas diciendo, sabes o tienes alguna idea de cuanto puede sufrir alguien por amor, sabes como me duele ver que esta contigo.
- Es una venganza hermana, por eso lo estoy haciendo por ti
- No quiero que lo hagas, él jamás fue por mi a la escuela, me hizo un picnic nocturno o me acompaño en la casa, y a nadie de la escuela le regalo nada
- Estas celosa
- Yo… termina con él solamente Mi kyung es por tu propia felicidad. –me enoje enserio, sentí que todo se me venia de golpe y en ese momento explote
- ¡Es mi felicidad! Y yo la controlo, no quiero que vuelvas a hablar sobre el tema, y si estas celosa no es mi culpa que te tratara de una manera diferente, entiéndeme que yo no estoy haciendo nada para que me trate así, y ya estoy harta de que todas me digan que hacer, desde ahora yo decido lo que quiero, y en este momento quiero estar con Jae Hyung.
- Escucha como hablas lo estas defendiendo.

Tome mi mochila y subí corriendo a mi cuarto, me eche a llorar atrás de mi puerta y sin saberlo me quede dormida.

¿Qué me esta pasando?
9 de 35
Comentarios