Cargando contenido ...

On Air: AutoDJ

www.gkpop.com

Qué te gustaría saber?
Share this Story

El robador de besos

by

Music & Videos

CAPITULO 5: 

Caminamos por el centro, yo sin nada que decir y él sin nada que comentar, todo estaba en silencio cuando vi que Jae Hyung se paró enfrente de un restaurante que se veía muy caro y con gente de mucha clase, todos tomando vino.

- ¿Vamos a comer aquí?-Pregunte confundida
- Claro que si- Me asome a ver el lugar un poco más y veía que todos eran adultos, tomando vino o alguna mezcla de licor blanco y burbujeante que no sabia que era.
- Quieres que me meta allí contigo
- ¿y porqué no lo harías?-Se me quedo viendo con sus ojos concentrados en mi
- Escucha Jae Hyung, ¿Cuántos años crees que tengo?
- 16 ¿no?-respondió extrañado
- Y quieres que entre a un restaurante para adultos mayores donde toman vino y esa cosa burbujeante rara –Jae Hyung solo sonrió.
- Y a donde mas quieres que te lleve, este lugar es perfecto.
- Claro que es perfecto, para chicos que le proponen matrimonio a alguien, pero yo solo tengo una cita contigo, así que por ninguna razón creas que entrare ahí –respondí decidida
- Muy bien chica pesimista tu ganas ¿Dónde quieres que te lleve?-respondió alzando los brazos hacia el cielo, aunque en realidad no parecía enojado.
- Por una hamburguesa y un helado-respondí con una sonrisa
- ¿No te da miedo engordar?- me observo de arriba abajo contorneando sus ojos
- Ese es mi problema ¿no crees?
- En verdad si que eres única, no te arreglas no te da miedo engordar que sigue, juegas videojuegos
- ¿Cómo lo supiste?-pregunte juguetona
- Me rindo Mi Kiung está bien te llevare por tu helado-respondió con una gran sonrisa.
- Genial, hubiera pedido también un libro-empezamos a caminar
- ¿Te gusta leer?-me pregunto con la vista hacia la calle
- Si me encanta
- ¿Cuál es tu obra favorita?
- Ummm, creo que un clásico de Emily Bronte, “Cumbres borrascosas”
- ¿De que trata?-pregunto mirándome
- De un amor que va más allá de todo
- Suena aburrido
- Supongo que no a todos les gusta lo mismo, ¿Cuál es tu pasatiempo favorito?-pregunte aunque no con mucho entusiasmo, no me gustaba que criticaran lo que yo leía
- Supongo que-lo pensó un buen rato, y pensé que al final ya no me contestaría nada.-pasar tiempo con mi mamá
- ¿Y que hacen? Yo con la mía no puedo hacer mucho, no tenemos nada en común, le aburre lo que a mi me gusta, y le encanta lo que odio.
- Eso explica mucho Mi Kiung.-dijo con una leve sonrisa
- ¿A que te refieres?
- Tu mamá y tu hermana son muy superficiales ¿no?
- Si pero siguen siendo mi familia-mire como pasaban las chicas por la calle y se nos quedaban viendo, sin duda hacíamos un cuadro difícil de contemplar un chico que parecía modelo y una chica que parecía que acababa de despertar, por primera vez sentí vergüenza de nunca arreglarme.
- Mi mamá es muy buena conmigo y me enseña todo tipo de cosas, ella es mi heroína.-me dijo con indiferencia pero los ojos le brillaron
- Debe ser una mujer encantadora-admití – de repente un pensamiento vino de golpe a mi cabeza “Jae Hyung jamás menciona a su familia, nunca enserio no se nada de sus padres o si tiene hermanos nada” me pregunte si seria la primera chica a la que se lo había dicho pero no le di importancia.
- Bueno es aquí-dijo Jae Hyung,- es una de mis heladerías favoritas vamos pide lo que quieras.
- ¿Tú también vas a pedir un helado?-pregunte dudosa
- Claro, si no puedo tener vino y champan aunque sea un helado, anda pide tú helado que donde preparan la hamburguesa esta mas lejos.
- Esta bien- un chico un poco mas grande que nosotros se nos quedo viendo y me tomo mi orden, un helado doble de vainilla, y la orden de Jae Hyung fue un helado de chocolate, sin duda éramos el sol y la luna completamente opuestos.
- ¿Te gusto?- me pregunto mientras avanzábamos por la banqueta
- El helado si, tu no.-respondí directa
- Te acabo de invitar un helado, tendrías que darme puntos por eso
- Jae Hyung, cualquier chico le podría invitar un helado a una chica tendrás que esforzarte mucho más si quieres mi aprobación.
- Me la estas poniendo difícil Mi Kiung- respondió calmado
- Si no lo hago yo ¿Quién lo haría?
- Tienes razón

Después de el helado, nadie tuvo mas que decir, empezamos a comer tranquilos los helados lo bueno es que ya estaba empezando a entrar la época fría así que no se derretían, también pensaba que si Jae Hyung en verdad nunca hablaba de su familia porque conmigo lo a echo con tanta naturalidad.

Llegamos a un restaurante que se veía tipo decoración de los 70´s, muy estilo Rock and roll, el lugar me pareció encantador me trate de acordar de la ruta que habíamos seguido para volver en otra ocasión, la cena continuo sin tanta conversación, solo preguntábamos por nuestra respectiva comida y las cosas que de vez en cuando observábamos, no me sentía incomoda, pero no me gustaba estar con alguien que no decía mucho.

Al final el pago la cuenta, la camarera se le quedo viendo a él luego a mí y luego de nuevo a él y eso me hizo sentir un poco mas decepcionada sobre la apariencia que tenia en ese momento. 
Salimos del restaurante sin comentar nada, y él se pego junto a mí mas ya que estaba pasando mucha gente por ahí, nuestros cuerpos chocaron antes de que yo me apartara de golpe de él.
Jae Hyung sonrió en cuanto hice eso, volteo a verme y me agarro de la mano.
- ¿Qué estas haciendo?-pregunte con miedo
- No digas nada

Jae Hyung me arrastro hasta una zona un poco sola del centro, yo le gritaba que parara pero parecía que poco le importaba entonces paro de repente aun agarrándome de mi pobre muñeca adolorida, me puso en medio de él y de una pared, entonces se inclino a mi cerrando los ojos *me va a besar * fue lo primero que pensé, instintivamente y sin dejar de mirar como se inclinaba hacia mi puse la mano que tenia libre en mi boca, el beso mi palma y abrió los ojos de golpe.
- ¿Por qué lo hiciste? –me pregunto, como si estuviera muy lastimado
- No quiero que me beses entiendes
- ¿Qué de que hablas? ¿No sabes mi apodo? , sabrás que lo único que busco de una chica son sus besos-me pregunto serio
- Si lo se y por eso me opongo, si quieres estar conmigo no me podrás dar ni robar ningún beso ni siquiera de mejilla, porque si lo haces en ese instante termino contigo ¿entiendes?
- Nadie nunca a terminado conmigo, y menos una chica como tú-dijo furioso
- Entonces no tienes nada que perder verdad, me acerque mas a él, no vuelvas a hacer jamás eso sin mi consentimiento. – le hable firme y decidida
- Esta bien-me miro impresionado-como tú digas, pero si me pides un beso no me resistiré oíste-se acercó hasta tocar su nariz con la mía
- Eso no pasara Jae Hyung- apenas y podía hablar manteniéndolo tan cerca de mí
- ¿segura?-sentía su aliento contra el mio.
- Si muy segura
- Esta bien-se apartó de mí lentamente.

Ya estaba oscuro a esas horas, y la verdad me daba miedo andar en esa zona del centro sin compañía así que espere hasta que el empezó a andar delante de mi y yo lo seguía llegamos hasta a un oscuro callejón antes de dar la vuelta para voltear hacia la paz y seguridad de los edificios iluminados.

Antes de que dobláramos una chica se puso enfrente de nosotros era un poco mas alta que yo, y desde la oscuridad se veía muy pero muy bonita, llevaba un suéter azul de buen gusto que le llegaba hasta la cintura y una falda color crema hermosa con unas botas color café, su cabello largo y marrón le caía hasta la cintura y era tan lacio y hermoso, en cuanto nos vio fue corriendo hasta Jae Hyung.
- ¡Jae Hyung!-grito con una gran sonrisa, él la estrecho en sus brazos, como si fuera su pequeña hermana.
- Han na te extrañe mucho-dijo pasándole la mano por el cabello
- Yo mas Jae Hyung-volteo y me clavo la vista, sentí como que me evaluaba 100%,-no sabia que tuvieras compañía-le dijo a Jae Hyung pero sin quitar su mirada de mí.
- Ella es mi nueva novia Han na.
- No es muy bonita como las demás-dijo ella-no me gusta nada Jae Hyung termina ahora mismo con ella -¿Qué? Pensé-
- Vamos Han na no puedes ser así con ella, además me esta cayendo muy bien aunque no lo creas.
- Sigue sin gustarme oppa-exclamo con un puchero
- Cálmate Han na, vamos métete al centro que aquí esta muy oscuro, tengo que llevar a Mi Kiung a su casa ¿vamos?-dijo mirándome
- Si claro, mucho gusto,-cuando me le acerque note que hasta era mucho mas alta que yo me sentí intimidada por su mirada, pero seguí correteando a Jae Hyung, después voltee y vi que me seguía viendo, un sudor frió me recorrió la espalda.
En el camino de regreso a casa Jae Hyung se limitó a acompañarme pero no me dijo nada, cuando llegamos a la esquina de mi casa, no pude resistir la tentación y le pregunte
- ¿Quién era esa chica?
- Mi primer amor- me respondió
6 de 35
Comentarios