Cargando contenido ...

On Air: AutoDJ

www.gkpop.com

Qué te gustaría saber?
Share this Story

El robador de besos

by

Music & Videos

CAPITULO 3: 

Fue la peor semana de todas las que había tenido alguna vez en la escuela, peor que cuando estuve a punto de reprobar una materia, incluso peor que cuando me caí enfrente de todos en la clase de educación física.

Lo malo había empezado desde que acepte ser la novia de Jae Hyung, un acontecimiento totalmente colosal en mi escuela, primero todos me empezaron a seguir como si fuera su mejor amiga, después mi hermana y sus amigas me dejaron de hablar, incluso me evitaba en la casa y cuando estábamos solas, aunque yo le tratara de explicar mi plan ni siquiera me hacia caso.

Todos los días de la semana había tenido que comer con Jae Hyung en el comedor especialmente reservado para el y para todas sus “favoritas”, era un privilegio excepcional según todos, pero lo odiaba tanto que no habríamos intercambiado mas de 3 palabras a el día estar con él se había convertido en una mayor tortura para mi.

Eso lo ponía mas enojado conmigo, el jueves mientras yo contemplaba los chicos pasando enfrente de nosotros y observándonos, el me pregunto.
- ¿Qué pasa contigo My Kiung?-parecía molesto
- ¿A que te refieres? – pregunte confusa
- Este es el sueño de toda chica ¿lo sabes? Puedo cambiarte por cualquier otra chica mucho mas bonita en un abrir y cerrar de ojos
- Pues hazlo ¿Qué te impide hacerlo?
- Estas hablando enserio
- Claro, no es como si fueras el único hombre en la tierra
- No puedo creer que me hables así
- As lo que quieras Jae Hyung literalmente no me interesa

El viernes no fui a comer con el solo me quede mirando por el ventanal de mi salón, estaba triste por no tener nadie con quien platicar y deprimida porque había perdido mi objetivo y mi hermana ni siquiera me hablaba.

Vi que Jae Hyung se acercaba a mí desde el otro lado de la pared, cuando llego se arrodillo junto a mí y me dijo:
- Escucha My Kiung, perdón por mi comportamiento te compensare esta semana ¿si?
- ¿Como lo harás?
- Tengamos nuestra primera cita, el domingo en la tarde, yo pasare por ti
- Sabias que si mis papas te ven ¿te matan?
- Tienes razón, te espero en la esquina de tu casa a las 6
- Esta bien- me sonrió, esa sonrisa podría hacer latir el corazón de cualquier chica, pero a mí me daba igual y no le pude devolver la sonrisa.

En cuanto Jae Hyung desapareció, me pare y corrí rápidamente hasta el salón de mi hermana, cuando llegue hasta donde ella, me vio, y luego volvió a darse la vuelta, la alcance y la volteé.
- Escucha Eun Kyung necesito que me ayudes, por favor.
- Dile a tu nuevo novio que lo hago hermanita-me dijo en tono grave (todos los de su salón se acercaron un poco mas para escuchar)
- Escucha –le dije casi susurrando, lo estoy haciendo por ti, solo por ti. –volteo a verme abriendo mas los ojos
- ¿A que te refieres?
- Podemos hablar a la hora de la salida en la cancha, trae a tus amigas.
- Esta bien, ahí te veo.

Las horas de clases ya no pasaban tan lento, porque los maestros ya nos dejaban tareas y trabajos que hacer, así que cuando llego rápidamente la hora de salida, me fui corriendo en sentido contrario hacia las canchas, mi hermana y sus amigas estaban ahí paradas, con las mochilas colgando o a sus pies y todas echándose aire como si hiciera mucha calor, aunque ya venia entrando el invierno. Mi hermana fue la primera en decir algo cuando me acerque:
- Muy bien My kiung, tienes 3 minutos explícate rápido.
- Esta bien, escuchen, si soy su novia no es porque no les allá echo casa a ninguna de ustedes solamente es porque quería planear algo mas, no quiero ver que nadie mas sufra por el robador de besos.
- No te entiendo, explícate-dijo una de las chicas de la ultima vez
- Miren este es mi plan y es muy sencillo solo quiero vengarme de Jae Hyung, por mi hermana y por ustedes. –todas se quedaron viéndose mutuamente un rato.
- ¿Y bien?- pregunte
- Pijamada de emergencia mañana en mi casa chicas, vamos a ayudar a mi hermana.-los ojos de todas brillaron mientras me veían.

Ahora si que sonreí.

4 de 35
Comentarios