Cargando contenido ...

On Air: AutoDJ

www.gkpop.com

Qué te gustaría saber?
Share this Story

El robador de besos

by

Music & Videos

CAPITULO 1

- ¡Mi kyung! Llegaras tarde a la escuela- La voz de mi mamá se escuchaba desde afuera de mi habitación.
- ¡Ya voy! –Grite.
Era el primer día en mi nueva escuela la gran preparatoria “Eitoku” la misma a la que estaba asistiendo mi hermana mayor, y la misma en donde mi padre y mi madre se habían conocido por primera vez.
Yo no era como mi madre y mi hermana, no erapopular ni me gustaba arreglarme solo quería pasar los 3 años siguientes tan invisible como se pudiera.
Me cambie rápidamente de ropa y baje las escaleras de mi casa viendo mis calcetas blancas caminar sobre la madera. 
Mis papas estaban sentados en la mesa, y mi hermana no se veía por ninguna parte, mi padre al ver que la buscaba por la habitación me dijo:
- Eun kyung se acaba de ir, me dijo que no quería llegar tarde al primer día de su último año.
- Todo es mi culpa papá no debí haberme quedado dormida –Conteste-
- Bueno Mi Kyung, lo importante es que en este día te esfuerces, y da lo mejor de ti.
- Claro papá
- Y has amigos Mi Kyung, recuerda que puedes volver a empezar. –dijo mi mamá
- Lo intentare.
- Suerte – Me sonrió mi padre 
- ¡Toma tu comida y corre! –Exclamo mi madre
- Esta bien, muchas gracias, adiós papá, adiós mamá.
La escuela a la que ahora asistiría yo, daba una bienvenida en el auditorio a los alumnos de primer grado, ninguno de mis amigos iba a estar conmigo en esta escuela ya que es muy exclusiva y solo entran los hijos de los alumnos que tiene décadas que estudiaron ahí, al ir mis padres en ella, mi hermana y yo obtuvimos el pase directo a ella, mi hermana siempre fue popular así que entrar a la escuela Eitoku era para ella, algo mas para presumir. 
La escuela estaba a 10 minutos caminando de mi casa, así que no había problemas en transportarme hasta allá, además me encantaba correr en las mañanas y sentir el frio viento sobre mi cara, y como mi coleta se balanceaba de un lado a otro.
Llegue a la escuela justo a tiempo, y fui directo hacia el auditorio, me senté en la ultima fila porque lo demás se veía demasiado lleno, la directora empezó su discurso en cuanto me senté, no es que sea mala alumna pero empecé a ver cualquier cosa a mi alrededor, porque no me interesaba el discurso de mi nueva directora. 
La directora estaba a punto de mandar a todos los alumnos a sus nuevos salones, cuando la puerta se abrió de golpe, inmediatamente todos volteamos para ver quien era.
- Jae hyung –susurre
Jae hyung era el “robador de besos” fue novio de mi hermana el año pasado, y duraron bastante tiempo por eso lo conocía, aunque mi hermana jamás le había contado que tenia una pequeña hermana.
Jae hyung había hecho llorar a mi hermana, ella la que era valiente y no lloraba ante nada, había sido humillada por el robador de besos, el chico mas orgulloso de este preparatoria y el mas misterioso también. 
- ¡Jae hyung! Siéntate en este instante, y pasaras a mi oficina en cuanto acabe la conferencia –grito la directora por el micrófono
- Como diga –respondió él-
Miles de voces empezaron a oírse en ese momento, la sala que un momento había estado tan callada, ahora estaba llena de murmullos:
“Es el robador de besos” “Pero que guapo” “Escuche que acaba de terminar con su novia” “Oí que va a elegir a su nueva favorita el día de hoy”
- ¿Puedo sentarme?- en cuanto me di cuenta el que estaba junto a mí era Jae Hyung
- Claro –respondí cortante mente
- ¿Cómo te llamas? –pregunto curioso
- ¿Por qué te tendría que decir?
- Es que, me recuerdas mucho a alguien
- Que mala suerte para mí
- Ya se eres la hermana de Eun kyung ¿verdad?, que extraño jamás me dijo que tenia una hermanita –me sentía completamente fuera de lugar, era tan cínico que me hablaba con total indiferencia de mi hermana- ¿Cuál es tu nombre?
- Quédate con la duda- en ese momento me pare para salir del auditorio, cuando sentí un fuerte jalón en mi mano derecha que me obligo a permanecer sentada.
- Felicidades chica desconocida, eres mi nueva favorita –me susurro en el oído mientras yo me quedaba helada.

2 de 35
Comentarios