Cargando contenido ...

On Air: AutoDJ

www.gkpop.com

Qué te gustaría saber?
Share this Story

El robador de besos

by

Music & Videos

CAPITULO 9:

Esa noche me desperté solo dos veces una para cambiarme de ropa y bañarme y la otra para disculparme con mi hermana, sin embargo al llegar a su puerta no tuve el coraje para hacerlo.
Me quede profundamente dormida y cuando sonó por fin mi alarma sentía que había dormido todo lo necesario, me arregle para ir a la escuela, y cuando empecé a cepillar mi cabello vi la pulsera encima de un mueble de mi cuarto, me había olvidado completamente de eso.

Tome la pulsera y me la puse, entonces empecé a buscar mi celular por todas partes, me acorde que ni siquiera lo había sacado de mi mochila, y cuando por fin lo saque vi que tenia la batería muy descargada, y 3 llamadas perdidas y 1 mensaje de Jae Hyung. 
Abrí el mensaje: “¿por qué mi dama no contesta?, supongo que esta ocupada, solo te quería decir que mañana no pasare por ti a la escuela, ya no quiero hacer nada que te meta en problemas, descansa chica vainilla.”

La única palabra que quedo grabada en mi mente fue la de “chica vainilla” que acaso ahora era de un sabor solamente, puse a cargar mi celular y cuando baje con mis papas a desayunar, mi hermana ya no se encontraba en la casa, solo me senté para comer con ellos.

- ¿Hija tienes cansancio por la escuela?
- No mamá solo que últimamente no había podido dormir lo demasiado
- Cuida tu salud hija
- Esta bien lo haré 

Seguí comiendo con ellos sin hacer demasiados movimientos, cuando acabe salí rápido de la casa, volteé a la esquina instintivamente pero Jae Hyung no estaba en ella. 
Así que camine con la cabeza gacha hasta la escuela, mi mente estaba tan confundida tan derrotada y me sentía tan pesada, que tenia miedo de echarme a llorar de nuevo.

Me aguante hacerlo, hasta que vi el portón de la escuela y supe que, aunque Jae Hyung me hiciera sentir bien un momento no podía acabar con la pesadez de lo demás.
Mis ojos comenzaron a sentirse un poco débiles y se llenaron de lagrimas, pero intente que no cayeran, entre rápido a la escuela y me senté en mi butaca recargando la cabeza a ella, no había casi nadie en la escuela, y tampoco en mi salón.

¿Cómo se sentía enamorarse de alguien? No quería que me pasara, entonces recordé a Han na y la tristeza se convirtió en odio. 

Esa chica loca me había quitado algo importante y se había ido como si nada le importara del lugar, si que estaba loca esa chica, me había parecido como una niña la primera vez que la vi y la segunda y tercera como una chica llena de celos.

Levante mi cabeza y vi a Jae Hyung enfrente de mi, mostraba preocupación en su rostro, sin duda mi cara estaba mas horrible que de costumbre.
- ¿Estas bien? Te ves fatal
- Deberías decirme, que linda te vez, combinas con la hermosa mañana que nos rodea.
- No estoy de bromas Mi Kyung dime que te paso ahora
- No necesitas saberlo, no pasa nada enserio.
- Bueno entonces explícame porque no contestaste ayer mi celular, porque tus ojos se ven como si estuvieras a punto de llorar, y también explícame como es que esta cajita llego ayer a mi puerta.-saco la cajita roja de su bolsillo, y se me quedo viendo.
- Esta bien te lo explicare, la cajita me la quito ayer Han na mientras salía de clases, justo después de que me dejaste creo que esta loca Jae Hyung. No conteste ayer mi celular porque la verdad me quede dormida toda la tarde, y la ultima mis ojos vidriosos, bueno eso no tiene importancia.
- Enserio Han na te la quito.
- Si, si lo hizo creo que es bipolar o tiene trastorno de personalidad.
- Estas equivocada Mi Kyung conozco a Han na desde que era una niña y no le haría daño ni a un insecto.
- Ummm pues veras Hyung ayer falto muy poco para que me golpeara, creo que tu pequeña Han na no es como recuerdas, además para que te seguiría hasta tu casa para devolverte una caja vacía, ni siquiera se donde vives, es mas creo que ninguna de tus ex sabe donde vives.
- Hablare con Han na, ya me habían dicho algo de ella, pero siempre me he negado a creerlo.
- Si lo niega, me informas ¿Esta bien?
- Si, pero me sigues sin contestar mi pregunta, ¿porqué te ves tan triste?
- No tiene sentido decirlo Jae Hyung.
- Acaso te estas…-me miro fijamente mientras acercaba su cara a la mía me tomo demasiado reaccionar de lo que quería hacer y cuando me di cuenta sus labios ya estaban sobre los míos, eran tan suaves, tan delicados y fríos. En ese momento reaccione y lo empuje.
- Tardaste mas en reaccionar Mi Kyung 
- ¿Por qué lo hiciste? ¿Por qué? 
- ¿No era lo que querías?
- Claro que no.-me sentía extraña por ese beso, es como si mis labios pidieran mas, es como si todo mi cuerpo pidiera mas, me le quede viendo a Jae Hyung, a la sonrisa picara que tenia en ese momento, y vi el reloj de la pared de mi salón, en mi aula faltaban poco mas de 30 minutos para que comenzaran las clases, Jae Hyung se rió de mi expresión y se volvió a inclinar hacia mi, mi cuerpo decía que le correspondiera y mi cabeza decía que huyera, me levante de golpe de la silla y Salí corriendo hacia la única parte que él no me seguiría, los vestidores de chicas.

Cuando volví a estar segura me senté en el piso vacío en esos momentos, y me toque los labios, era como si ese beso fuera lo mas extraño que había experimentado toda mi vida, y eso en si me aterraba, de repente el dije rozo mis labios y temblé al recordar lo mismo pocos minutos antes, acune el dije y sentí lo mismo de hace unos momentos, el frio contacto con Jae Hyung el mismo que tenia ese dije.

Toco la ultima campanada para entrar a clases y en ese momento regrese a mi salón, las clases transcurrieron normales, lo bueno que había heredado la gran inteligencia de mi padre y los temas que veíamos no se me hacían difíciles, en el 4 modulo el profesor no se presento, así que empecé a buscar en mi mochila algo con que distraerme, saque un libro que tenia tiempo si leer y comencé a ir por pagina en pagina hasta encontrar mis temas favoritos en el libro.

Quice buscar mi celular para ver si tenia un mensaje de Jae Hyung, aunque no sabia porque estaba esperando uno. Y recordé que lo había dejado en mi casa, así que seguí leyendo, entonces tocaron el timbre de recreo y salí a comer vi a Jae Hyung al otro lado del pasillo platicando con otra chica, y en ese momento tuve miedo. 

No me podía enamorar de él, no cuando siempre botaba a sus novias y se iba con otra, no cuando solo quería ganar tu corazón para luego destruirlo, no cuando empezaba a sentir que me gustaba, ¿y si de una vez por todas corto con él? 

En ese momento me vio, y se despidió de la chica con la que platicaba, se dirigió hacia mi y me sonrió.

- Se supone que tendrías que estar arrepentido por lo que hiciste, no sonreírme de esa manera tan horrible.
- ¿Sigues molesta?, yo por el contrario soy muy feliz
- ¿Por qué?
- Porque e sido el primer chico en besarte, y tenia que asegurarme de serlo.
- ¿De que hablas?
- De que quiero ser el primer, hermoso recuerdo que tengas de alguien.
- Eso no pasara entiendes, ese beso no significo nada para mi, no creas que por que mi reacción fue un poco tarde signifique que ya me gustes.
- ¿entonces todavía no me quieres?
- Claro que no, quiero más a un buen helado, antes que a ti.
- Bueno, lo conseguiré, ya lo veras.
- No lo creo, eres demasiado predecible, no todo es romance adolescente entiendes.-un chispazo recorrió sus ojos
- Creo que lo empiezo a entender.

Me tomo de la mano y caminamos hacia nuestra banca, pero mi hermana estaba ahí, con los ojos fruncidos la cara llena de odio, y los dientes apretados, nunca la había visto tan molesta en mi vida.

- ¡Jae Hyung! Tengo que hablar contigo, en privado
- Si tienes algo que decir hazlo enfrente de tu hermana
- Como gustes.

10 de 35
Comentarios